mayo 15, 2017

Mitología de la seguridad interior

El mito más peligroso en torno a la seguridad interior, y ciertamente el más popular, sin importar en qué lado del debate se ubique uno, es que el Ejército y la Marina se encargan de asuntos de seguridad pública porque “las policías” no tienen la capacidad para hacerse cargo de sus responsabilidades. Esto es, se asume erróneamente y sin mayor examen, que todas las actividades del Ejército y la Marina que están conectadas en alguna forma con la seguridad pública son estricta competencia de las autoridades civiles y le son por completo ajenas a las Fuerzas Armadas. Y se asume también, en consecuencia, que la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad es coyuntural y forzada por las circunstancias, susceptible de terminarse en un momento no definido del futuro en que, presumiblemente, las policías contarán con las capacidades de las que carecen ahora.

Leer más

Leer completo

marzo 27, 2017

Tres retos para contar con una policía más confiable

Una de las necesidades que surgen cuando se aspira a políticas públicas más incluyentes es contar con instituciones en las que la ciudadanía confíe y a través de las cuales se sienta respaldada. Por ello, considerando que la policía es, en muchos casos, el primer contacto que la sociedad tiene con la autoridad, es importante contar con una institución que no sólo esté blindada en la mayor medida posible ante posibles actos de corrupción, violencia o cualquier otro tipo de delincuencia, sino que, además, genere mayor confianza e invite a la comunidad a participar activamente.

Leer más

Leer completo

enero 16, 2017

Sherlock Holmes no es popular: 10 años de guerra

Comencemos por lo más básico: ¿por qué en México los militares intervienen de manera regular en tareas de seguridad pública y de procuración justicia? Las autoridades civiles no pueden enfrentar solas el poder criminal, se suele explicar. La respuesta a primera vista parece convincente y la usan por igual gobiernos y gobernados. Es la versión más común y a la vez la más precaria del asunto; se trata de usar el mayor poder del Estado para contener el mayor poder del crimen. Pura y simple lógica, parece, y lo que sigue es dar certidumbre jurídica a esos militares que vienen haciendo un servicio urgente y necesario. La propuesta de creación de la nueva ley de seguridad interior no es otra cosa que la consecuencia lógica y necesaria para dar al Estado el respaldo jurídico en esta misión extraordinaria, de cara a un poder delictivo igualmente extraordinario. El argumento parece claro y contundente.

Leer más

Leer completo

Presentación

Hoy, gracias a publicaciones como Homicidios 1990 – 2007 y Homicidios 2008 y 2009 de Fernando Escalante o Trayectorias de Violencia: Homicidios 2008 – 2014 de Miguel Ángel Berber en esta revista, todo mundo en México conoce esta curva. Es la silueta del paisaje de nuestra violencia. Un paisaje que a pesar de tanto trabajo y tanto sufrimiento no hemos sido capaces de borrar de nuestro horizonte. Como ya se ha documentado, a principios de 2015, después de una disminución importante entre 2012 y 2014, la violencia comenzó a registrar un nuevo repunte caracterizado, a diferencia de periodos anteriores, por una mayor dispersión territorial.

Leer más

Leer completo